domingo, 5 de enero de 2014

Tratamientos para el crecimiento del cabello


¿Quieres lucir un cabello sedoso y brillante pero sobre todo largo y en buen estado? Puedes hacer que el cabello crezca rápido y hermoso sin tener que recurrir a costosos productos, con ingredientes cotidianos de tu cocina y de manera fácil y sencilla.

¡No te pierdas estos 5 tratamientos para el crecimiento del cabello a continuación!

Mascarilla de banana

Las bananas son una rica fuente de vitaminas (A, C y E) y potasio, lo que las convierte en una perfecta elección para incluir en un tratamiento del cabello. Sus nutrientes son clave paradarle vida al cabello y que crezca fuerte.

Solo tienes que elegir una banana madura y pisarla hasta formar una pasta (puedes usar un procesador de alimentos), luego aplica la pasta en el cabello y cubre con una bolsa de plástico. Envuelve el cabello en una toalla caliente para obtener mejores resultados.

Deja actuar durante 20 minutos. Luego puedes usar el secador para que ayudar a que el cabello absorba los nutrientes de la mascarilla. Después lava y enjuaga como siempre. Puedes añadir una cucharada de acondicionador a la pasta de banana para darle más suavidad al pelo y poder sacar la banana más fácil.

Aplica el tratamiento una vez por semana. Sigue esta receta para disfrutar de un cabello largo y saludable. Ahora a continuación puedes ver más tratamientos naturales para el pelo.

Aceite de coco y aguacate

El aceite de coco y el aguacate combinados hacen un gran tratamiento para el cabello. La mezcla añade lustre al cabello si se encuentra seco y elimina la caspa y mantiene el cabello protegido del sol.

Calienta cuidadosamente el aceite de coco durante diez minutos (en la cocina y no en el microondas) luego masajea el cabello con una cucharada del aceite desde la raíz a las puntas. Mientras se absorbe el aceite, pisa el aguacate (con la mano o con un procesador de alimentos) hasta formar una pasta.

Una vez que obtengas una buena consistencia aplica y masajea el aguacate en la puntas y deja que la mezcla actúe entre 10 a 15 minutos. Luego enjuaga con agua fría y lava con shampoo como normalmente lo harías.

Aplica el tratamiento una vez por semana para mejores resultados y para obtener un cabello suave y con brillo.

Aceite de almendra

Si quieres que tu cabello crezca y se fortalezca, la mejor herramienta es el aceite de almendras. Este aceite es útil porque tiene un gran contenido de ácidos grasos saludables que ayudan a dejar el cabello saludable y fuerte al mismo tiempo.

Toma una cucharada de aceite de oliva (la cantidad depende del largo y grosor del cabello) y masajea el cuero cabelludo desde la raíz a las puntas. 

Deja actuar durante 15 minutos, enjuaga con agua fría y lava con shampoo natualmente. Aplica el aceite una vez por semana para nutrirlo, o dos veces a la semana si tienes el cabello seco y dañado.

Mascarilla de avena

Un tratamiento sencillo pero efectivo para el pelo es el de la mascarilla de avena. Para hacerlo necesitas leche y aceite de almendras, además de la avena. Necesitas media taza de avena (o más si tienes el cabello largo o grueso), una o dos cucharadas de aceite de oliva y entre un cuarto y media taza de leche.

Mezcla todo junto, asegúrate de que tu cabello esté seco y desenredado y aplica la pasta desde la raíz a las puntas. Deja actuar entre 15 a 20 minutos y enjuaga con agua tibia. Luego aplica el shampoo de manera normal.

Usa este tratamiento una vez por semana o cada dos semanas y verás los resultados.

Mascarilla de huevo y yogurt

Los huevos son parte de muchos tratamientos de belleza para el cabello. Este en particular es sencillo y rápido: solo necesitas un huevo, ¼ taza de yogurt natural y ¼ taza de mayonesa. Este tratamiento repleto de nutrientes promueven el crecimiento del cabello y es un excelente tratamiento para el cabello seco o dañado.

Bate el huevo hasta que quede espumoso y luego añade el yogurt y la mayonesa mezclando hasta que todo quede uniforme. Masajea en el cuero cabelludo y cubre todo el cabello. Puedes usar una bolsa de plástico o una gorra de baño para evitar que la máscara gotee, sobre todo porque debes dejarla actuar durante una hora. Luego enjuaga con agua fría y un shampoo suave. Aplica una vez a la semana para mejores resultados.



Fuente: iMujer

No hay comentarios: