miércoles, 8 de enero de 2014

Las cremas anticelulíticas no son milagrosas




Se terminaron las fiestas y con ellas las repetidas comidas y cenas sin parar. Nuestro cuerpo no está acostumbrado a tanto ajetreo y es ahora, cuando necesitamos depurarnos un poco de tanto exceso. 

Ahora viene cuando nos ponemos delante del espejo y empezamos a ver que nuestro cuerpo no es el mismo que el de hace unas semanas. Empezamos a vernos la tripa, las piernas, por delante   y por detrás y nos entra el pánico. En ese momento decimos “Se acabó el comer. A partir de ahora dieta equilibrada y mucho ejercicio. Lo acompaño de unas cremas anticelulíticas y listo”


Las cremas anticelulíticas son un acompañamiento para mejorar nuestro cuerpo, pero no son milagrosas y no basta con echarse una vez a la semana o al mes, cuando nos acordamos. Hay que ser  constante, día y noche, aparte de llevar una dieta equilibrada, hacer ejercicio y beber mucha agua (en torno a 3 litros diarios y digo agua, no vale coca cola light, ni cerveza. Agua o té, para eliminar toxinas). A medida que avanza el tiempo podréis ver que se mejora una parte de nuestro aspecto de la piel, pero eliminar la celulitis es imposible, salvo que te pongas con algún tratamiento en un centro especializado y siempre bajo prescripción médica.

 

Seguro que muchas de vosotras ya piensa en el verano y en lo bien que se quiere estar físicamente. Hay muchas cremas anticelulíticas en el mercado, pero no todas nos puede beneficiar en el sentido de que nos mejore la piel. Utilizad marcas que conozcáis, aunque sean un poco caras, será una inversión. Hay algunas que sirven para que la piel se vuelva tersa y suave, otras para reducir vientre, muslos, cadera y glúteos. Hay que buscar la que pensemos que nos puede ir mejor y qué es lo que queremos mejorar o reducir, en cualquiera de los casos.  En mi opinión, deciros que he probado muchas cremas anticelulíticas, pero las que mejor resultado me han dado han sido la de Somatoline (Farmacia), Biotherm Celluli Eraser y Body Creator de Shiseido. Con ellas he visto como el aspecto de la piel iba mejorando e incluso reduje centímetros en zonas donde pensaba que no se iba a reducir.


En resumen, ser constantes con las cremas (día y noche), beber mucha agua, llevar una dieta equilibrada y hacer ejercicio. De esta manera estaréis más contentas con vuestro aspecto y no tendréis que hacer la operación bikini de urgencia.
 

Y tú, ¿utilizas alguna crema anticelulítica? ¿Eres constante? ¿Recomiendas alguna en especial?

 
Puedes consultar todos los anteriores artículos de Lorena pinchando aquí.


Autora: Lorena-Mis Pequeños Secretos
Twitter: @pequenossecreto
Blog: www.mispequenossecretos.com

2 comentarios:

noemi dijo...

Me apunto unas para probar gracias lore muaks

Imagen Personal & Moda dijo...

Las he probado y están genial pero ya sabemos sin deporte y buena alimentación no son milagrosas. Buen artículo guapa.
Un besazo.
Eva.
www.imagenpersonalymoda.com