domingo, 5 de enero de 2014

El origen del Roscón de Reyes


El día 6 de enero los niños se despiertan nerviosos por la ilusión de abrir los regalos que les dejan los Reyes Magos la noche anterior y, tras la emoción inicial, llega el desayuno a base de roscón y chocolate caliente para coger fuerzas y estrenarlos. 

La costumbre de celebrar el 6 de enero, día de la Epifanía, con el roscón de Reyes tiene su origen en una fiesta cristiana del siglo XI conocida como el rey del haba. Ésta consistía en elegir a uno entre los niños más pobres de un pueblo para coronarle como rey de la Epifanía y agasajarle con regalos, vestidos y manjares. 

Este festejo popular también se celebraba a nivel familiar: ese mismo día, en los hogares se hacía un gran roscón en el que se introducía una sorpresa -una judía, una moneda o un objeto pequeño-. Al que le tocaba se le coronaba rey y presidía la mesa.



No hay comentarios: