lunes, 16 de diciembre de 2013

Un universitario vive ocho años más de media que uno que no haya acabado la ESO


Dos apreciaciones convencionales y reconocidas sobre la educación: supone un enriquecimiento de la persona y por lo tanto de la sociedad; segunda: una buena formación ayuda a conseguir un puesto de trabajo. Ahora, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) afirma que beneficia la salud y promueve la actuación cívica.

 Un universitario vive ocho años más de media que quien no haya acabado la ESO

Un varón con 30 años y educación superior, de media puede vivir 51 años más; pero si no ha terminado la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), vivirá solo 43 años más. Es decir, el estudio que ayer publicó la OCDE, Education Indicators in Focus, elaborado con cifras de quince países miembros, concluye que un hombre de 30 años y universitario o equivalente tiene 8 años más de esperanza de vida que otro que no haya terminado la ESO o equivalente. La diferencia más acusada se da en la República Checa (17 años); la menos en Portugal (3 años).

El margen entre las mujeres no es tan acusado: 4 años más de esperanza de vida para las universitarias. A la cabeza de esta singular tabla están las mujeres letonas con educación superior: casi nueve años más de esperanza de vida que sus compatriotas que no hayan terminado la enseñanza secundaria.

Aunque España no está entre los arriba mencionados quince países muestra, cabe extrapolarle los resultados, por ser una nación parecida a las seleccionadas por la OCDE.

En otro capítulo, con otro grupo de 27 países entre los que sí se halla España, la OCDE infiere: el 80% de los jóvenes con enseñanza superior acuden a las urnas, mientras que esa cifra cae al 54 % si no han completado la ESO. La disparidad se acorta a medida que aumentan las edades.



Fuente: Diario ABC

No hay comentarios: