miércoles, 11 de diciembre de 2013

Obliga a su novio a pasar por un detector de mentiras cada vez que sale de casa


Paranoica, loca, desequilibrada... Son seguro alguno de los múltiples adjetivos que seguro que le ponéis a Debbi Wood, de 42 años, cuando estéis leyendo esta noticia que nos llega desde la localidad británica de Leicester a través del Daily Mail.

Resulta que Debbi padece el llamado síndrome de Otelo, un trastorno psiquiátrico que obliga a los enfermos a sufrir celos sin ninguna base para ello.

La 'víctima' de este asunto no es otro que la pareja de Debbi.

 Obliga a su novio a pasar por un detector de mentiras cada vez que se va de casa

Este 'santo varón' se llama Steve Wood, tiene 30 años y aguanta estoicamente las humillaciones a las que es sometido por su novia por culpa de los celos.

Steve tiene prohibido ver la tele, leer la prensa y tiene que enseñarle todos los mensajes del móvil.

Pero lo más demencial de todo es que tiene un detector de mentiras, al que somete a su novio cada vez que éste tiene que salir a algún sitio y cada vez que vuelve a casa.

Debbi, que lleva dos años con Steve, está obsesionada con que le va a abandonar por otra.

Desde luego, cualquier persona con un mínimo de dignidad habría mandado a Debbi a freír espárragos pero debe ser que, una de dos, o existe el amor, o Debbi le tiene amenazado si le deja...



Fuente: Diario Qué!

No hay comentarios: