viernes, 4 de octubre de 2013

Nuevas drogas de diseño y sus peligrosas consecuencias.



Drogas de diseño en auge en España por su fácil distribución y su económico precio, ponen en serio peligro la vida de las personas que las consumen.
Las fuerzas de seguridad del Estado ya han comenzado a detectar en España la llegada de la nueva droga que ha causado estragos en Estados Unido, a pesar que por el momento no se ha dado ningún caso en España ya se está empezado a investigar y están detrás de ello.

Se trata de las conocidas como "sales de baño", una sustancia que se está extendiendo por el país americano y cuyo consumo se ha relacionado con varios ataques caníbales registrados en los últimos meses, el más grave se dió a conocer a nivel mundial tras salir a la luz el caso de Rudy Eugene, el hombre que en Florida devoró a mordiscos el 80% del rostro de un indigente al que atacó brutalmente supuestamente bajo los efectos de este poderoso alucinógeno, que además les da a los consumidores una fuerza descomunal y un calor interno extremo.


Las sales de baño son cristales blanquecinos que se venden en pequeñas botellas o en paquetes de papel de aluminio. También se conocen como Paloma roja, Púrpura, Cloud Nine, Onda lunar, Marfil puro, Ola de marfil, Cielo de Vainilla, Bendición o Relámpago blanco.

Su nombre científico es metilendioxipirovalerona (MDPV) y tiene potentes efectos alucinógenos y estimulantes que actúan como un inhibidor de la recaptación de la noradrenalina y la dopamina.

El uso de esta droga produce agitación, paranoia, dolor en el pecho, conductas suicidas, agresividad, hipertensión y aceleración del ritmo cardíaco. Incluso después de que los efectos estimulantes hayan desparecido, la conducta suicida puede permanecer varios días tras haberse consumido. La forma de uso puede ser muy variada: se esnifa, se inyecta o se mezcla con comida o bebida.

Estas nuevas drogas se extienden rápidamente y hay muy pocos estudios o directamente ninguno sobre sus efectos tóxicos en animales de experimentación o en seres humanos. Por ello, ha comenzado una carrera en los laboratorios especializados para identificar sus riesgos.

Algunos expertos aseguran que esta sustancia forma parte de las Spice drugs, es decir, drogas picantes, que se venden camufladas en distintos formatos: incienso, maquillaje o sales de baño elaboradas en laboratorios clandestinos.

Se venden en internet como abono para plantas, incienso o sales de baño con la etiqueta “no aptas para consumo humano”, pero se compran para esnifarse, ingerirse o fumarse. Son las llamadas legal highs, unas sustancias legales que imitan los efectos de la cocaína, las anfetaminas y el cannabis y se comercializan sin control en España y en otros países de Europa. 

Si usted tiene algún amigo, familiar que ha caído en el mundo de las drogas os aconsejamos que se pongan en contacto con organizaciones de ayuda a la drogodependencia. Más información sobre ello aquí.


Autora: Al Andalus
Twitter: @Alandalus_

No hay comentarios: