viernes, 25 de octubre de 2013

Disminuye el número de parados, ¿mejora real o espejismo?

paro, desempleo, empleo, trabajo


El paro en España baja por segundo trimestre consecutivo. Entre julio y septiembre, el número de desempleados cayó en 72.800, con lo que la cifra total se sitúa en los 5.900.470, según los datos publicados de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que refleja una tasa de paro del 25,98%, frente al 26,26% del trimestre anterior

La caída de la tasa de paro se produce por dos motivos: la bajada de la población activa en 33.300 personas y el aumento en la ocupación, que sube en 39.500, hasta superar los 16,8 millones. Esa creación de puestos de trabajo vino por parte del sector privado, donde aumentó en 52.000; en contraposición a lo ocurrido en el sector público, donde se destruyeron 12.600 empleos.

Sin embargo, en términos desestacionalizados, la ocupación bajó en un 0,42% y el paro subió en el 0,21%, según los datos del INE, lo que indica que la caída del paro entre julio y septiembre se debe, fundamentalmente, a la temporada turística

Por sectores, el número de jóvenes en paro -de entre 16 y 24 años- aumentó en 9.800 personas entre julio y septiembre, lo que sitúa la cifra total de menores de 25 años sin empleo en 943.100. La tasa de paro juvenil se situó en el 54,38% de la población activa, que fue de 1.734.300.

También son menos el número de hogares con todos sus miembros en paro entre julio y septiembre. Por comunidades autónomas, el paro bajó en diez de ellas y subió en las otras siete.

Las regiones que han acumulado mayores descensos, en términos absolutos, son Cataluña, con 32.500 parados menos; Baleares, con 25.100 desempleados menos; y Comunidad Valenciana, 22.600. Por contra, el paro subió en Canarias (22.000) y Madrid (10.900).

Los datos de la caída del paro son, como hemos explicado antes, más un espejismo de tipo estacional que una realidad creciente. La Comisión Europea prevé para 2014 una tasa de paro del 26,4%, por tanto, mayor que la que teníamos a principios de este año 2013. Las bases para conseguir mitigar los efectos de la crisis y que el empleo vuelva a aumentar son muy sencillas: aumentar el crédito a PYMES y particulares, dando lugar a un aumento del consumo con su posterior aumento de la producción y la necesidad de más personas para llevar a cabo esos procesos productivos. 


Autor: Antonio José Amante Enrique
Twitter: @amante1993

No hay comentarios: