jueves, 26 de septiembre de 2013

Una buena canción te puede llevar al orgasmo…

 
La música tiene un poder que va más allá de organizar coherentemente sonidos y silencios a través de la melodía, la armonía y el ritmo

Según Rina Morales, sexóloga y terapista de pareja, algunas mujeres podrían llegar a alcanzar el orgasmo escuchando una canción. Esto no es algo tan simple como suena. Muchos elementos entran en juego y aunque no todos los cuerpos son iguales parte de tres puntos específicos: relajación, contracción y la música como elemento auxiliar del sexo

Masajear mientras se escucha alguna canción puede ayudar a que ambas personas se conecten en su fantasía sexual y así experimentar mayor placer.

El tipo de música que elija durante el acto va a depender de los gustos musicales de ambos. Más que el tema tiene que ver el género, resalta Leonor Andrade, psicoterapeuta Gestalt. Ella infiere en que si se elige un hip hop sería un encuentro netamente físico y se traduciría en sexo salvaje, lo contrario a un tema clásico, que podrías trasladarlos a una conexión sexual mayor. Incluso agrega que podría experimentarse el Petting, una sesión de masajes y jugueteo en las zonas erógenas sin eyaculación o penetración. Lo más importante, puntualizó, es que sea un tema que haya sido elegido por ambos.

Morales también coincidió con el principio de que es el género musical el que va a darle ritmo a la velada. Relata que luego de identificada la melodía se utiliza  en el encuentro para estimular los sentidos: "el oído, genera  estímulos excitantes. Hay parejas que necesitan escuchar palabras durante el encuentro", dijo.  
 
 
 

No hay comentarios: