jueves, 12 de septiembre de 2013

La Universidad de Murcia tiene nueva "mascota"

 
El Acuario de la Universidad de Murcia (UMU) cuenta con un nuevo habitante.
 
Tras el nacimiento hace dos semanas de un nuevo ejemplar de tiburón de puntas blancas de arrecife. Esta especie cuenta con una estrategia de desarrollo embrionario entre las más avanzados dentro del grupo de los tiburones. Se trata de tiburones vivíparos placentarios.

Esta especie, denominada científicamente 'Triaenodon obesus', se caracteriza porque tiene las puntas de las aletas dorsal y caudal blancas, según ha informado a Europa Press el director del Acuario de la UMU, Emilio Cortés.

Además, es una de las pocas especies de tiburón cuyos ejemplares se pueden parar en el fondo del mar y respirar, bien forzando el paso de agua a través de las branquias, bien a partir de la corriente marina, solo con quedarse quietos y abrir un poco la boca. Esa corriente de paso es suficiente para proporcionarles el oxigeno necesario para vivir, la mayoría de las especies de esta familia necesitan estar nadando constantemente con la boca entreabierta para poder respirar.

El tiburón de puntas blancas está adaptado a la vida en zonas de arrecife de coral, desde África del Sur al oeste hasta América Central al este, siendo muy común en la zona del Indo-Pacífico.

Además, los tiburones de puntas blancas no son muy comunes ni habituales en acuarios públicos, según Cortés, a diferencia de los tiburones toro, el tiburón gris o el puntas negras, que se suelen ver en muchos acuarios públicos.

La nueva cría de tiburón nacida en Murcia no se ha expuesto todavía al público, porque es muy pequeña y ha sido introducida en un tanque apartado. El nuevo ejemplar también ha sido aislado para evitar que alguno de los tiburones que habitan en el acuario lo puedan devorar.

Y es que las crías de tiburón de este tipo suelen ser atacadas por otros especimenes adultos, ya que el parto es el habitual en un vivíparo, con un sangrado abundante y una placenta que se desprende, lo que atrae el apetito de otros ejemplares.

Los tiburones de puntas blancas de arrecife pueden llegar a vivir entre 15 y 20 años, alcanzan aproximadamente 1,80 metros de longitud y tardan en madurar unos siete u ocho años, cuando comienzan con los cortejos. El periodo de gestación en esta especie dura de diez a trece meses, y pueden tener entre una y seis crías.

En el alumbramiento que tuvo lugar en el Acuario de la UMU, en el antiguo Cuartel de Artillería de Murcia, solo nació una cría. El Acuario de la UMU consiguió estos tiburones con una talla muy pequeña debido a que obteniéndolos de este modo, el impacto sobre su población en el medio natural es mucho menor que capturándolos adultos. La contraprestación es que alcanzar la edad reproductora "lleva su tiempo", ya que tienen que crecer y madurar.

Siguiendo con la tradición del Acuario, el nombre del tiburón coincide con el Santo del día de su nacimiento. Al tratarse de una hembra su nombre será 'Bernarda'.

El Acuario tenía solo una pareja de tiburones de puntas blancas, 'Ramón' y 'María' desde que se inauguró el Acuario, y son los que ahora han engendrado a la nueva cría. De todas formas, Cortés espera que, conforme pasen los años vayan teniendo más descendencia, con un lapso de tiempo de aproximadamente dos años entre los partos.

La cría midió al nacer 60 centímetros, y estuvo sus cuatro primeros días de vida sin comer, aunque "ahora ya se ha soltado y se alimenta igual que los adultos, con pescado congelado, calamares congelados, pulpo y crustáceos, entre otras cosas, todas ellas enriquecidas con vitaminas", puntualiza Cortés.

CURIOSIDADES SOBRE LOS TIBURONES

Cortés explica que los tiburones, al igual que otros peces, obtienen el oxigeno del agua que les rodea, haciéndola pasar a través de la boca y expulsándola por las hendiduras branquiales, que suelen ser cinco.

Hay algunas especies que viven entre las rocas, en el fondo, y tienen modificaciones adaptadas a este entorno, por lo que cuentan con unos espiráculos o agujeros al lado del ojo con una musculatura asociada que insufla agua a la zona de las branquias, oxigenando el organismo aunque estén parados en el fondo marino o dentro de una cueva.

En el ámbito del desarrollo embrionario, destaca como curiosidad que los tiburones cuentan con "todas las adaptaciones que pueda haber en el reino animal", desde los ejemplares que ponen huevos hasta los vivíparos placentarios. Además, dentro de cada grupo hay varias estrategias diferentes.

Por ejemplo, dentro de las especies de vivíparos placentarios se han desarrollado especies con úteros grandes que llenan de crías con sus placentas y al final del periodo gestacional hay dos o tres que se comen a las demás, en lo que se denomina canibalismo intrauterino. También hay casos de úteros que están separados por cámaras y en cada cámara se encuentra una cría con su placenta.


Fuente: Europa Press

No hay comentarios: