miércoles, 10 de julio de 2013

Una manera fácil de obtener una bonita sonrisa



Lucir una bonita sonrisa suele ser una de las preocupaciones de las personas, ya desde niños las clínicas dentales están llenas de niños pendientes de una corrección de sus dientes. En la etapa adulta surge más la preocupación de llevar una buena limpieza bucal para evitar caries o infecciones. Otra de las preocupaciones que surgen, que es la que vamos a tratar en este artículo, es el blanqueamiento dental.

  • Comienza con un blanqueamiento dental exprés.
Si no has pensado en la sonrisa que lucirás el día de tu boda con demasiado tiempo, puedes recurrir a un blanqueamiento exprés. Algunos, como el sistema 'zoom', permiten aclarar entre 5 y 9 tonos el color de tus dientes en una sola sesión.

Este tipo de blanqueamientos son indoloros y muy sencillos de realizar.
Si tienes caries o problemas dentales acusados, no podrás someterte a un blanqueamiento. Es muy importante que cuides tu boca y revises su estado antes del día de tu boda.

  • Los blanqueamientos dentales no dañan el esmalte del diente.
Existe una falsa creencia generalizada de que los blanqueamientos dentales dañan el esmalte de los dientes. Esto no es cierto. Lo más importante es que cuando te sometas a uno de ellos tu boca esté en estado de salud.

Los dos días siguientes no podrás comer alimentos con color, por ejemplo té, café, coca cola, vino tinto, tomate, etc. Consume alimentos blancos para no teñir los dientes que han sido blanqueados.

  • Corrige las imperfecciones con carillas de cerámica.
A veces no es suficiente con realizar un blanqueamiento dental porque las novias o novios necesitan corregir otras imperfecciones en su boca. Si quieres retocar un diente que es más largo o más corto o tienes espacios entre piezas, por ejemplo, puedes recurrir a las carillas de cerámica. Este sistema es ideal si no tienes tiempo de realizar una ortodoncia y precisas una corrección con urgencia.

Las carillas se colocan en la cara externa visible del diente. Permiten cerrar espacios, corregir diferencias de longitud y repara los casos de apiñamiento. Para perfeccionar tu boca con carillas necesitarás al menos dos sesiones con un espacio de 30 días entre una y otra.


No hay comentarios: