jueves, 4 de julio de 2013

Trucos para comprar bien en las rebajas


El periplo de rebajas no ha de ser un sálvese quien pueda a la caza de la ganga, sino que requiere de un mínimo plan previo con el que evitar gastos de los que después arrepentirse y llenar el armario de verdaderas prendas fetiche. Le damos las claves para gastar sólo en lo necesario.

Abrir el armario con papel y bolígrafo. Eche un vistazo a su guardarropa. Seguro que cuenta con cuatro o cinco modelitos que repite una y otra vez y un montón de ropa que no se pone porque ha pasado de moda o no sabe con qué combinar. Seleccione la ropa que -de verdad- ya no se va a poner y la que quizá sí si encuentra la pareja adecuada. Haga una lista con esas medias naranjas que le faltan y con verdaderas necesidades.

Rastree la web. Por tres razones. En primer lugar, le dará ideas y le ayudará a elaborar la lista anterior. Además, al comenzar antes las rebajas online (a las 0:00) podrá saber antes de llegar a la tienda si el descuento en la prenda de su interés es suficientemente sustancial como para comprarla. Y finalmente, si no tiene tiempo de pasearse o la prenda ya se había agotado en la tienda, la compra online siempre es una opción cómoda y igualmente rápida.

Primero, los básicos. Camisetas, jeans, blusas... Aproveche para comprar prendas que se llevan prácticamente todo el año. Le quitarán el mono de estrenar en verano y seguro que también le vienen muy bien a comienzos de la próxima temporada. Incluya también en este grupo, ropa interior, trajes si es que los necesita para trabajar o ropa de deporte.

No invierta en prendas de tendencia -a no ser que quiera esperar cinco años a que se vuelvan a llevar y poder ponérselas-. Solo se recomienda romper esta norma en un caso: si es usted aficionado a la moda y está dispuesto a chequear los resúmenes de tendencias de la pasarela de primavera-verano 2014. Así, podrá comprobar cuáles de las tendencias de este año se mantendrán el que viene y hacerse con prendas más arriesgadas.

Invierta en aquello que no se puede permitir en plena temporada. Hágase sobre todo con complementos. Por ejemplo, con bolsos de piel, a los que podrá sacar partido todo el año, o zapatos. Otra inversión inteligente son los vestidos de fiesta, ya que las tendencias no cambian tanto de un año a otro y seguro que lo amortiza en más de un sarao.


Fuente: Expansión

No hay comentarios: