sábado, 6 de julio de 2013

El lince ibérico puede volver a la Región de Murcia


El director del proyecto Life Iberlince, Miguel Ángel Simón, ha realizado recientemente una visita a la Región de Murcia para conocer 'in situ' los parajes propuestos por esta zona, como socio de la iniciativa, para albergar en el futuro la reintroducción de ejemplares de lince ibérico. 

Según los datos recabados por Europa Press, fueron los parajes conocidos como Sierra de Tobarrillas y Monte Arabí, la zona denominada Estepas de Yecla --en concreto, el área del Pozo de las Buitreras-- y los alrededores de la Sierra de los Gavilanes los lugares que el director del proyecto, acompañado por técnicos de la administración, miembros de la plataforma 'Yecla, Tierra de Linces' y representantes del Ayuntamiento de Yecla recorrieron en esta primera visita. 

La selección de aquellas zonas que reúnan las condiciones más adecuadas para asegurar la pervivencia del lince ibérico, una vez empiece la reintroducción, requiere un proceso de prospección previa en el que se tienen en cuenta diversos factores como las poblaciones de conejo o la aceptación social. Este último punto tiene en Murcia una gran fuerza, puesto que la sociedad ha creado plataformas ciudadanas que cuentan con numerosos voluntarios, como 'Yecla, Tierra de Linces', para dar a conocer y abrirle camino a esta especie animal.

Recientemente, el consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Luis Planas, anunció que este año 2013 se va a empezar a definir las áreas de reintroducción del lince ibérico fuera de la región andaluza, en Portugal, Extremadura y Castilla-La Mancha, para recuperar las poblaciones de esta especie en la Península Ibérica; de esta manera, los trabajos realizados para la conservación del lince en Andalucía, a través de los distintos proyectos Life, se trasladarán a otras zonas, con el fin de devolver a este felino a sus antiguos territorios y ampliar su área distribución.

Para ello, los socios del proyecto Life Iberlince, liderado y coordinado por la Junta de Andalucía, han fijado un calendario de trabajo que incluye el censo de la especie presa básica del lince, el conejo; una evaluación de las amenazas a las que se enfrenta este felino --fundamentalmente, las artes ilegales de caza y las carreteras--; los aspectos sanitarios; el grado de apoyo de la población local de estas zonas; y la adecuación del entorno.

La Junta ha resaltado la labor que se ha desarrollado en Andalucía en los últimos años para conservar esta especie en peligro de extinción y que ha servido para incrementar el número de ejemplares, pasando de los 100 en 2002 a los más de 300 en la actualidad. Según el consejero, en la última década se ha registrado también un aumento en el número de hembras territoriales, de las que dependen en gran medida el potencial reproductor de la especie en libertad, y de las poblaciones de las áreas de reintroducción de Guarrizas (Jaén) y Guadalmellato (Córdoba).


Fuente: Europa Press

No hay comentarios: